Quinoa. Real Food. Samsara healthy.

5 razones para consumir quinoa

La quinoa se está convirtiendo, poco a poco, en un superalimento muy popular, incluido ya de manera habitual en la lista de la compra de la mayoría de personas. El gran aumento del consumo de quinoa no se debe solo a su delicioso sabor, sino también a los múltiples beneficios que aporta para la salud. Si eres de las que aún no ha incorporado la quinoa en su dieta diaria, con este artículo vamos a convencerte.

Hoy en día está muy popularizado el consumo de quinoa en todo el mundo, especialmente en Europa y América del Norte. A diferencia de lo que la mayoría de gente cree, la quinoa no es un cereal. Es una semilla que proviene de los andes y que para los incas era una planta sagrada a la que llamaban “semilla grande”.

De hecho, concretamente, la quinoa es una planta de la familia de las marantáceas. Otros alimento de esta familia son las espinacas y la remolacha. En la cocina se utiliza de forma similar a los cereales, es por eso que hay veces que lo introducen dentro de la familia de los cereales, también por su forma.

Estas son las 5 principales propiedades de la Quinoa:

  1. Rica en fibra y minerales, principalmente hierro, calcio, potasio y magnesio.
  2. Previene enfermedades, ya que contiene un tipo de antioxidante que tiene propiedades beneficiosas para la eliminación de virus y microbios. Puede ayudar especialmente a evitar enfermedades como la osteoporosis o la diabetes.
  3. No contiene gluten, por tanto, es un punto positivo también para los celiacos. Ya que al estar libre de gluten, incluso lo pueden usar como harina, lo que permite hacer productos derivados.
  4. Otro beneficio, sobre todo para los diabéticos. Además de tener condiciones nutricionales óptimas para los que lo son, posee un sabor neutro que puede encajar perfectamente en ensaladas, guisos, postres…
  5. Es ideal para los veganos: debido a su elevado nivel de proteínas vegetales, es una fuente muy buena, para completar una dieta.

Ahora que ya conoces los múltiples beneficios de la quinoa, solo queda probarla e incorporarla a tu dieta saludable. Si necesitas ayuda, compartimos dos sencillas recetas para hacer con quinoa, una salada y una dulce!

Hamburguesa de quinoa

Lo primero que tienes que hacer es lavar la quinoa bajo  el chorro de agua fría durante al menos 2 minutos sin parar de remover. Este paso es importante dado que la quinoa está recubierta de saponina, una sustancia que daría sabor amargo a tu plato y que además es indigesto. La saponina solo se quita si lavas bien la quinoa, frotándola un poco. Lo segundo es pelar la zanahoria y picarla muy finita. Y hacemos lo mismo con el pimiento rojo y la cebolla.

Coloca una sartén al fuego con muy poco aceite y, cuando tenga temperatura, sofríe la cebolla, el pimiento rojo y la zanahoria durante 5 minutos aproximadamente, aparta del fuego y reserva.

Ahora toca colocar un cazo con el doble de agua por cantidad de quinoa. Cuando el cazo empieza a hervir, añadimos las verduras, ya sofritas, y lo dejamos cocer hasta que la quinoa esté hecha, unos 15 minutos, más o menos.

Una vez pasado este tiempo, retira del fuego y deja enfriar a temperatura ambiente. Añade sal y un poco de pimienta negra, al gusto, y una pizca de orégano.

Cuando la quinoa ya no esté muy caliente y la podamos manipular con las manos sin ningún riesgo, ve preparando las hamburguesas. Si cuesta que se queden compactas, añade una pizca de agua a una taza de harina de garbanzos y mezcla bien para formar una pasta. Añade un poco de esta pasta a cada hamburguesa para que no se desmonte al formarla.

Una vez ya tienen forma, toca cocinar las hamburguesas y para eso lo podemos hacer al horno  o a la plancha.

El último paso, es el de la presentación, podemos colocarla encima de un pan de hamburguesa, con un poco de lechuga, una rodaja de tomate y cebolla.

Para aquellos que son de paladar dulce, os traemos una idea, que no hará que estropeemos nuestra dieta.

Barritas de quinoa hinchada con chocolate.

Para ello vamos a necesitar chocolate del 72% o 85%, el que más os guste (más o menos una tableta), aceite de coco virgen extra (una cucharadita cada 4 onzas) y quinoa hinchada.

Para ello, vamos a empezar fundiendo el chocolate y el aceite en el micro durante un minuto, lo mezclamos con la quinoa hinchada. Una vez hecha la mezcla, lo ponemos al congelador 15 minutos.

Una vez ya hechas, recomendamos que se guarde en el frigorífico o en un lugar frio para que se pueda conservar.

 

Nuevo llamado a la acción

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *