Tips. Healthy life. Healthy holidays.

8 tips para mantener un vientre plano

El abdomen es una de las partes del cuerpo que más nos preocupa. Todos ansiamos tener un vientre plano y eliminar la grasa abdominal. No obstante, para tener un vientre plano no basta con practicar ejercicio físico. La alimentación también juega un papel muy importante.

 

Es muy importante tener en cuenta que para conseguir un cuerpo perfecto no basta con ponerse en forma pocos meses antes de empezar el verano. La constancia es la clave de todo éxito. Por eso, es importante sentirse bien y cuidarse todos los meses del año, incluso cuando ya hemos sacado de nuestro armario los jerséis de invierno y las navidades están a la vuelta de la esquina.

Por este motivo, a continuación os presentamos algunas claves sencillas para conseguir un vientre plano y un estilo de vida saludable:

  1. Beber mucha agua. Es muy importante hidratarse durante todo el año, pero sobre todo en verano. El beber mucha agua ayuda a nuestro organismo a extraer mejor los líquidos. Porque, cuando escasea el agua en nuestro cuerpo, el organismo la extrae de allá donde puede y puede provocar que los desechos digestivos se resequen y se endurezcan, de manera que se eterniza su paso por el intestino y su excreción resulta algo complicada. Para no llegar a esa situación, hay que ingrir mucha agua, zumos o caldos; líquidos en general.
  2. Adiós a las burbujas. Dile adiós a los refrescos y bebidas con burbujas. Es importante dejar de lado desde los refrescos carbonatados a la cerveza, debido a que llevan gas, y además de ser incómodos, provocan una hinchazón visible. También debemos evitar beber con pajita, porque al hacerlo siempre se ingiere algo de aire.
  3. Reducir la sal. Es cierto que este mineral realza el sabor de los alimentos, pero también favorece la retención de líquidos. Tampoco se trata de comer soso, sino de reeducar el paladar y aprender a sustituir la sal por especias. Un sustitutivo puede ser la pimienta o el orégano.
  4. Las infusiones. Son estupendas para facilitar la digestión y aportan sabores más entretenidos y apetecibles que el agua. Es una alternativa ideal para las mujeres a las que les cuesta beber agua. ¿La mejor infusión? El té verde. Otra alternativa es la infusión de rodajas de jengibre con una cucharadita de canela en rama.
  5. Ojo con las fibras. Es verdad que para favorecer el tránsito intestinal hay que ingerir más fibra, pero, en exceso, complica el proceso digestivo y causa inflamación. Por ejemplo, las legumbres son alimentos muy ricos en fibra, pero también contienen polisacáridos difíciles de digerir y poco asimilables por el organismo. Cuando a nuestro estómago se le dificulta su trabajo, genera una inflamación que se traduce en hinchazón abdominal y para evitarlo, lo ideal es consumir las legumbres bien cocidas, incluso, sin piel o en puré.
  6. El magnesio y la menstruación. Por regla general, los días previos a la menstruación se retienen más líquidos, y según revelan los doctores, existe un antídoto natural: el magnesio, que mantiene a raya los cambios hormonales. Podemos encontrarlo en los frutos secos, las verduras verdes y los cereales integrales.
  7. Masticar con calma. Hoy en día, por falta de tiempo solemos comer rápido, de pie, y cualquier cosa. Lo que solemos olvidar es que la digestión empieza en la boca, y no hacerlo correctamente puede sobrecargar el estómago, y provocar hinchazón. Desde el punto de vista profesional, insistimos en que lo adecuado es masticar entre 15 y 30 segundos cada bocado que ingerimos. Además, al engullir y comer atropelladamente  tragamos aire, hecho que también provoca hinchazón. Ya se sabe, en boca cerrada no entran moscas. Ni burbujas de aire.
  8. Hacer ejercicio. Es necesario hacer algún tipo de ejercicio físico, ya sea correr, ir al gimnasio, o simplemente salir a caminar. Es importante saber que cuanto más se mueva el aparato digestivo, mejor funcionará todo el ciclo intestinal. Según varios estudios, hacer deporte antes del desayuno tiene beneficios para la silueta, por lo que pasear 30 minutos cada mañana te ayudará a conseguir un vientre plano. Eso sí, después de hacer ejercicio, lo más recomendable para las mujeres son los hipopresivos para no dañar el suelo pélvico.

Alimentación

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *