Healthy life. Water. Benefits. Holidays. Mallorca.

Agua, ¿por qué es fundamental para una dieta saludable?

Ya lo decía W.H. Auden: “Miles de personas han sobrevivido sin amor; ninguna sin agua”. Y a pesar de que sabemos lo importante que es para nuestro organismo estar bien hidratadas, no solemos beber suficiente agua. Para probarlo, contesta rápidamente a esta pregunta: ¿cuánta agua bebes al día? Si has pensado en un par de botellines o cuatro vasos de agua, lo que equivale a un litro, estás consumiendo una cantidad mucho menor de la que deberías.

Según la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria, la cantidad recomendada es de  2,5 litros diarios de líquidos para hombres y 2 litros diarios para mujeres. Aunque no especifica que eso líquidos deban ser agua, ya que también podemos hidratarnos con otros líquidos e incluso alimentos como la fruta -los smoothies son también una buena forma de hidratarnos-, el agua es la bebida más saludable de cuantas existen, por lo que entre agua y cualquier otro líquido, el colectivo médico se decanta siempre por el agua.

Pero, ¿por qué es tan necesaria? ¿Qué hace que se la valore tanto? Estas son algunas de las razones de que se la llame “oro líquido”.

  1. Piel tersa. La elasticidad de la piel depende en gran medida de si estamos hidratadas o no. Y si no alcanzamos los niveles recomendados de hidratación, nuestra piel lucirá seca y apagada, además de que presentará más signos de envejecimiento. Por eso los dermatólogos insisten en que el agua es la mejor crema hidratante que conocen. Sin ella, los cosméticos tienen poco que hacer. Una forma de comprobar si estamos suficientemente hidratadas es pellizcarnos por ejemplo en el dorso de la mano. Si no tarda en recuperar su estado habitual, bebemos suficiente agua; si se queda como pellizcada durante unos segundos es síntoma de que nuestro organismo necesita más agua.
  2. Buena para la digestión. ¿Sabías que cuando bebemos poca agua favorecemos el estreñimiento? La razón es que el organismo absorbe parte del agua del intestino para poder mantener los niveles de hidratación del cuerpo, y eso acaba dificultando el tránsito. En cuanto el médico diagnostica estreñimiento hace varias recomendaciones, y la de incrementar el consumo de agua está entre ellas.
  3. Cerebro más lento.  Tampoco nuestro cerebro funciona al 100% cuando no consumimos el agua que deberíamos. Según una investigación británica, la privación de agua puede afectar a nuestro cerebro. Sobre todo si esa deshidratación es bastante acusada. Los investigadores de la Universidad de Reading determinaron que una deshidratación severa causaba déficits cognitivos que afectan a la memoria a corto plazo. Aunque no es la única consecuencia. También se ven alteradas las habilidades visuales.
  4. Control del peso. Otra de las grandes virtudes del agua es que es una herramienta fundamental para poder controlar nuestro peso, ya que, a diferencia del resto de bebidas y comidas, el agua está libre por completo tanto de calorías como de azúcares. Por eso no tendrás que estar haciendo cuentas de las cantidades ingeridas si estás a dieta y quieres llevar un control, ya que el agua te aportará hidratación e incluso saciedad, pero cero calorías.
  5. Más energía. A veces el cansancio no es más que una señal de que nuestro cuerpo no está lo suficientemente hidratado. La razón es que el agua interviene en casi todos los procesos del organismo, por eso es crucial para él. Y si no la encuentra lo acusarás en forma de baja energía. Un indicativo de que debes beber más agua.

 

Si quieres saber si tus hábitos te están ayudando a encontrarte bien, descarga nuestro test ‘¿Tiene usted un buen estado físico y un óptimo nivel de bienestar?’:

Nuevo llamado a la acción

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *