Holiday. Summer. Health. Mallorca.

ALCOHOL vs DIETA: ¿Cómo influye en la pérdida de peso?

Salir a cenar o a tomar algo y no beberse una copa de vino, una cerveza o un tinto de verano puede resultar difícil. Ante la tentación, la pregunta que seguro te planteas es: ¿Mantener una dieta sana y equilibrada es compatible con el consumo de bebidas alcohólicas?

El alcohol es uno de los factores principales por los que muchas personas no consiguen controlar su peso y es que este componente tiene un alto contenido calórico. Algunas bebidas mezcladas, pueden contener la misma cantidad de calorías que una comida, pero sin los nutrientes necesarios.

Un consejo, si eres de las personas que no puede dejar el alcohol, es importante que controles las cantidades. Es recomendable no consumir más de una bebida al día. Y, por supuesto, que tengas en cuenta las calorías que tiene cada bebida.

Para facilitar tu elección ;), aquí te dejamos un listado con las calorías de los principales tipos de bebidas alcohólicas:

  • Cerveza: aproximadamente 150 calorías por un vaso.
  • Cerveza light: aproximadamente 100 calorías por un vaso.
  • Vino: aproximadamente 100 calorías por una copa.
  • Alcohol destilado (ginebra, ron, vodka, whiskey): aproximadamente 100.
  • Martini (extra seco): aproximadamente 140 calorías por una copa.
  • Piña colada: aproximadamente 500 calorías.

Por cierto, beber con el estómago vacío puede hacer que luego comas más de lo que deberías. Es por eso que te recomendamos que tengas previstas este tipo de situaciones y tengas a mano cuando llegues a casa alimentos saludables para no pegarte un atracón. Algunas buenas opciones para saciar tu hambre pueden ser la fruta, palomitas de maíz o humus con zanahorias o vegetales. Y, por supuesto, si estás a dieta para perder peso no deberías probar los frutos secos que te ofrecen en los bares :).

La manera en que tu cuerpo responde al alcohol es muy similar a la forma en que lo hace con el exceso de carbohidratos. Aunque los carbohidratos pueden convertirse directamente en grasa, uno de los principales efectos de la sobrealimentación con carbohidratos es que simplemente reemplaza las grasas como fuente de energía. Por eso, cualquier tipo de dieta, ya sea alta en grasas, proteínas, o en carbohidratos, puede conducir a un aumento de peso.

Recuerda que fallar en las dietas es algo muy normal, y no significa que hayas fracasado. Si el resto del tiempo haces lo que te has propuesto, es lo que cuenta. Si te aferras a tu elección de hábitos alimenticios el 80-90% del tiempo, la comida ocasional o de vacaciones no tendrá un efecto dramático o a largo plazo.

 

Si te estás planteando empezar una dieta y no sabes si estás preparada, te recomendamos que eches un vistazo a nuestro ebook:

Nuevo llamado a la acción

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *