Chia. Mitos. Saludable. Superalimento

Beneficios de la chía. El superalimento de moda con más de 18 siglos de historia.

La chía es una pequeña semilla que ha revolucionado nuestra alimentación, convirtiéndose en un imprescindible a día de hoy en cualquier dieta saludable. De origen Maya y Azteca, fue uno de los alimentos básicos en la dieta de nuestros antepasados, que lo utilizaban también para uso medicinal por sus propiedades altamente beneficiosas.

La popularidad de la chía ha ido creciendo ya que hasta hace relativamente unos años no hemos empezado a consumirla de forma habitual, y a día de hoy podemos encontrarla en cualquier supermercado. Su sabor suave, su versatilidad y su alto contenido en omega 3 son algunos de los factores que han influido para que esta semillita vuelva a formar parte de nuestra dieta.

A continuación explicamos los múltiples beneficios de la chía:

  • Ayuda a saciar el apetito por su alto componente en fibra, a la vez que favorece el tránsito intestinal.
  • Potencia la hidratación de nuestro cuerpo, ya que pueden llegar a retener hasta 10 veces su peso en agua.
  • Sus grandes cantidades de antioxidantes ayudan a combatir el envejecimiento.
  • Es una gran fuente de energía.
  • Ayuda a ganar masa muscular gracias a la gran cantidad de fibras y proteínas que contiene.
  • Funciona como un antinflamatorio articular natural por su alto contenido de ácidos grasos Omega 3.
  • Magnífico antioxidante, ayudando a eliminar líquidos y toxinas así como a regular la flora intestinal.

 

¿Cómo debo consumirla?

¡Cuidado! En los últimos años se han ido creando mitos sobre su adecuada ingesta. Existen dos formas para disfrutar de esta semilla de forma segura y conseguir la total absorción de sus nutrientes:

  1. Triturada: Puedes triturar las semillas e introducirlas en cualquier tipo de receta, sea dulce o salada.
  2. Hidratada: También puedes poner las semillas en remojo durante unos 15 minutos aproximadamente y que así absorban todo el líquido. El resultado es una especie de masa gelatinosa.

Así pues, puedes introducir estas dos variantes en muchas recetas y de muchas formas; espolvoreada, en postres o en batidos por ejemplo.  Eso sí, se recomienda no tomar las semillas de chía secas directamente, ya que estas pueden almacenarse en nuestro intestino y ser muy difíciles de terminar de ingerir, además que no nos aportaran todos los nutrientes y beneficios que la caracterizan.

¿Cuánta cantidad debo consumir?

Como todo, debe consumirse con moderación, sobretodo no debemos pasarnos con las cantidades diarias, ya que es un alimento alto en fibra y eso puede causar problemas digestivos.

La cantidad recomendada al día es de 25 gramos, es decir, dos cucharadas soperas. Además, es recomendable que su ingesta sea progresiva, comenzando con una cucharada de postre al día e ir incrementando su consumo poco a poco hasta alcanzar los 25 gramos diarios.

 

Recetas con Chía

Por último, acabamos con algunas ideas:

Muffins de arándanos con chía: Los muffins de arándano consiguen una mejora notable con la chía para tener una energía nutritiva adicional, ideales para empezar el día con energía.

Smoothie de bayas: Refrescante batido rico en antioxidantes. Alto en Vitamina C y en fibra. Maravillosa combinación para practicar deporte.

Chía con yogur: La forma de introducir la chía de una forma rápida y sin complicaciones. Simplemente puedes espolvorear una cucharadita u optar por dejar que se hidrate durante 15 min para luego introducirla en tu yogur.

 

Si aún lo has aprobado, ¿a qué esperas? Como bien has leído, ¡todo son ventajas! 🙂

 

Alimentación

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *