Conoce los beneficios del Aquagym

Desde Samsara Healthy Holidays recomendamos encarecidamente un estilo de vida en el que puedes combinar tranquilamente una buena alimentación, hacer deporte y seguir con tu rutina diaria. Las vacaciones también son una época del año donde podemos probar nuevos deportes o modalidades como es el Aquagym.

El Aquagym es una modalidad deportiva que se practica en un entorno acuático, mayoritariamente en piscinas, para ejercitar los músculos y aumentar la resistencia de los mismos mientras se sigue la clase de un instructor cualificado al ritmo de la música. Se practica en muchos hoteles vacacionales o centros deportivos y es sorprendente la cantidad de beneficios que este deporte nos puede aportar a nuestra salud. En el artículo de hoy destacamos algunos de ellos:

 

  1. Quema de calorías: Al ser un deporte de cardio y estar en movimiento durante todo el ejercicio aseguramos que el cuerpo realiza un entrenamiento completo. Dependiendo de la intensidad con la que lo practiquemos, el peso, la temperatura del agua y otras variables, en una sola sesión podemos quemar entre 400 y 500 calorías.
  2. Mejora de la flexibilidad: Al estar sumergidos en el agua el cuerpo está sujeto a la presión del agua. Al necesitar movernos en varias direcciones a la vez durante el ejercicio aeróbico las articulaciones de nuestro cuerpo aumentan considerablemente el rango del movimiento.
  3. Beneficioso para la presión arterial: La resistencia del agua influye positivamente sobre el funcionamiento de nuestros vasos sanguíneos. Permite que el flujo de la sangre circule de manera más efectiva por nuestro cuerpo gracias a la presión de agua, disminuyendo de manera efectiva la presión arterial y en el largo plazo, disminuyendo la frecuencia cardíaca en reposo.
  4. Promueve la salud mental: Al igual que muchos deportes acuáticos, el efecto relajante del agua y la sensación de ligereza que sentimos es indiscutible. Al practicar este deporte igual que en la natación, nuestro cuerpo segrega endorfinas y hormonas del placer, que favorecen nuestra sensación de bienestar después de haber realizado el ejercicio.
  5. Ejercicio de bajo impacto: Otro de los beneficios del ejercicio acuático es que sudamos mucho menos al practicar este deporte y nuestro cuerpo no se sobrecalienta. La piscina donde practiquemos el aquagym debe tener una temperatura templada, ni muy fría ni muy caliente, para que el rendimiento pueda ser óptimo.

Esta modalidad de practicar deporte acuático, es una oportunidad para ejercitarte solo o en grupo de una manera muy divertida y amena. Gracias a que se trabaja en condiciones de inmersión y gracias a la flotación que nos proporciona el agua, al practicar aquagym obtendremos todos los beneficios de practicar un deporte de cardio, pero disminuyendo considerablemente el riesgo de lesiones que podríamos sufrir.

¡Si deseas conocer más sobre tu estado físico realiza nuestro test!

 


Nuevo llamado a la acción

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *