Food. Health. Green.

Bimi, un nuevo aliado para tu salud

¿Cómo puedes maximizar el efecto de tu dieta saludable? ¡Fácil! Tan solo tienes que incluir una variedad de alimentos muy nutritivos dentro de tu planificación de comidas, que no solo suponga un aumento en tu consumo de vitaminas, sino que también te ayude a perder peso. Y, entre ellos, no puede faltar el bimi, una hortaliza que aporta infinidad de beneficios a tu organismo.

 

El bimi, también conocido como “baby brócoli” o “broccolini”, es un híbrido natural de brócoli y la col rizada china. Es más suave y dulce que el brócoli, y su tallo delgado permite que también se cocine más rápidamente. Aunque solo ha estado en el mercado poco más de 20 años, el bimi se ha convertido rápidamente en un ingrediente muy cotizado entre los mejores chefs por su versatilidad, sabor y elegante forma. Toda la planta es comestible, aunque desafortunadamente los supermercados suelen despojar las hojas exteriores antes de empaquetarlas. Como consejo, tienes que comprar siempre el bimi firme, verde oscuro. Si puedes doblar fácilmente los tallos o si los flósculos tienen manchas amarillas o verdes claras en ellos, significa que el vegetal no está fresco y que ya ha perdido su importante valor nutricional.

Como la mayor parte de la familia de los vegetales crucíferos, el bimi es rico en vitaminas K y C, y en fibra dietética. Los alimentos ricos en fibra te harán sentir más llena durante más tiempo, por lo que te permite luchar contra el deseo de picar algo rápido, que solo te proporcionará calorías vacías. La fibra también ayuda a reducir el colesterol y la presión arterial, objetivos clave de una dieta saludable para el corazón. Para asegurarte de que conservas las propiedades de esta deliciosa verdura durante su preparación, opta por cocinarla al vapor o saltearla en lugar de hervirla o freírla con mucha grasa. Al más puro estilo mediterráneo, te aconsejamos cocinar el bimi con un chorrito de aceite de oliva. Debido a que muchos de los nutrientes en las verduras son solubles en grasa, la grasa saludable del aceite de oliva ayudará a tu cuerpo a absorber mejor las vitaminas y los minerales esenciales.

Las verduras crucíferas también están cargadas de antioxidantes y otros compuestos (por ejemplo, indol-3-carbinol), que aportan propiedades para combatir el cáncer y ayudan a reducir la inflamación.

Para conseguir una dieta saludable lo ideal es combinar las verduras adecuadas. Un ejemplo: si tu cuerpo necesita vitamina C para absorber el hierro, agrega el bimi a un salteado con un poco de espinaca o col rizada. Este simple truco, ayudará a tu cuerpo a absorber y almacenar más hierro proveniente de estos vegetales. Por cierto, la cafeína y el calcio pueden contrarrestar el proceso, así que cuando tengas la intención de aumentar los niveles de hierro, asegúrate de evitar este tipo de alimentos y bebidas durante las comidas.

 

Nuevo llamado a la acción

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta