Café y dieta saludable, ¿pueden ir de la mano?

Seguro que muchas veces te has preguntado si puedes tomar café cuando estás a dieta, si es sano, si te ayuda a adelgazar o cuánto café es recomendable tomar al día. Hoy te resolvemos todas estas incógnitas y te desvelamos si puedes seguir disfrutando de tu dosis de café matutino o debes eliminarlo de la ecuación. ¡Sigue leyendo!

El café es esa bebida que sueles tomar en el desayuno, cuando haces sobremesa después de comer o cuando quedas con las amigas. Por eso, no es de extrañar que se haya convertido en la segunda bebida más consumida del mundo occidental.

El café tiene muchos beneficios para el organismo, ya que aporta antioxidantes, al igual que las frutas o verduras, que protegen tu cuerpo de enfermedades y retrasan el envejecimiento de las células. Además, es una gran fuente de fibra, por lo que te ayudará a mejorar el tránsito intestinal. Y es rico en magnesio, potasio y ácido pantoténico. No tiene carbohidratos, no contiene colesterol, ni grasas saturadas, ni azúcar y es bajo en sodio.

Entonces, ¿puedes beber café cuando estás a dieta? Como siempre hemos dicho, cualquier producto tomado en exceso es perjudicial, pero eso no significa que beberte una taza de café cada mañana provoque un efecto negativo en tu dieta.

Ten en cuenta que el desayuno es la primera comida que tomas y te aporta un 25% de la energía diaria, por eso se considera la comida más importante del día. Para una dieta baja en calorías, es mejor que tomes el café solo. Si tomas café con leche, nata o azúcar, la mezcla se convierte en una bomba de calorías y puede ser contraproducente para tu dieta.

Además, tomar un café por la mañana favorece a tu organismo, porque acelera el metabolismo y quema grasas acumuladas. Y si tomas café verde, mejor todavía, porque evita la absorción de las calorías y carbohidratos. El café también genera sensación de saciedad, por lo que te ayuda a no picar entre horas.

Debes tener en cuenta que la mejor forma de adelgazar es manteniendo una dieta equilibrada y sana, y combinarla con ejercicio diario. Además, hay que tener en cuenta que el metabolismo de cada persona es diferente. Así que no tendrá el mismo efecto una taza de café en un cuerpo que en otro. Dentro de tu dieta sana puedes introducir esta bebida estimulante, siempre y cuando la tomes con moderación. Así que no te preocupes, puedes seguir disfrutando de este placer adictivo que es el café.

 

Si necesitas ayuda con la dieta, descarga este test. Te ayudará a mantener una alimentación mucho más sana.

Dieta Saludable

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *