Food. Recipe. Pumpkin. Fitness.

Ensalada de cuscús de calabaza mediterránea caliente

¿Cansada de comer siempre lo mismo cuando haces dieta? ¿Te gustaría introducir recetas innovadoras en tu menú diario? En el post de hoy te proponemos una ensalada muy fácil, rápida y diferente. Ya verás que cuando pruebes esta ensalada de cuscús de calabaza no querrás comer otra cosa.

Esta ensalada está hecha principalmente, con calabaza y piñones. La calabaza es una verdura muy utilizada como antioxidante. Además de ser rica en vitaminas y baja en grasas. Los piñones son unas semillas que nos ayudan a saciar el apetito y aumentan los niveles de energía. Además, son fuente de fibra y proteínas, entre otras muchas propiedades saludables.

Como podéis ver, los productos principales utilizados en esta ensalada, son ingredientes que ayudan a llevar una dieta sana pero también variada. Por eso, os proponemos una ensalada totalmente diferente a las tradicionales, para así poder innovar en la cocina y no comer siempre lo mismo.

A continuación os dejamos los ingredientes necesarios, para llevarla a cabo.

  • 1 calabaza (calabaza pequeña o media de las más grandes)
  • 1 cucharadita de sal marina
  • 2 dientes de ajo
  • Zumo de medio limón
  • ½ cebolla mediana roja, finamente cortada
  • 1 calabacín picado
  • 1 pimiento rojo picado
  • 4 cucharadas de perejil picado (2 para aderezo)
  • 80g de aceitunas negras
  • 50 g de piñones
  • 100 g de espinacas finamente picadas

 Para el aliño va a ser necesario:

  • 1 cucharada de jugo de limón
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal & pimienta.

Preparación

  1. Precalienta el horno a 180 ºC
  2. Pela la calabaza y tritúrala hasta que quede con la consistencia y textura del cucús.
  3. Pica la cebolla roja, el pimiento y el calabacín en trozos pequeños y el perejil en trozos muy pequeños.
  4. En una bandeja de horno, extendemos las verduras, las salpimentamos y echamos el de jugo de limón y unas ralladuras del mismo. Lo introducimos en el horno, previamente precalentado, durante 20 minutos, hasta que las verduras estén blandas.
  5. Mientras esperamos los 20 minutos, pica finamente las espinacas y tuesta los piñones, controlando que no se quemen.
  6. Una vez tenemos todo listo, lo juntamos en un recipiente.
  7. Por último, la presentación, agregar las aceitunas, el aliño y el aderezo, para que se mezcle bien y esté perfecto y ¡listo para llevar a la mesa!

 

 

Smoothies. Diet time. Health.

Smoothies light ideales para el verano

Refrescantes y saludables, son unos aliados perfectos para perder peso. Por eso los smoothies no pueden faltar en tus vacaciones para adelgazar en Mallorca. Entre otras razones porque sacian, aportan toda una legión de vitaminas y además resultan muy fáciles de preparar y llevar a cualquier parte. Seguramente por esas razones se han convertido en los favoritos de modelos y actrices que miman su imagen todo lo posible.

¿Qué tienen los smoothies que los hacen tan especiales? Para empezar, tu cuerpo aprovecha todos los nutrientes de estos batidos saludables porque los alimentos que contienen se trituran en crudo, lo que asegura quedarse con lo mejor de los alimentos. Además, son estupendos como fuente de antioxidantes, que como sabes ayudan a mantenernos sanas y jóvenes. Y tampoco hay que olvidar que proporcionan la energía necesaria para afrontar el día, algo que te hará falta si quieres disfrutar de todas las maravillas que ofrece la isla.

Si aún no te has apuntado a la tendencia del verano, prueba estos smoothies. Te enamorarán, ¡palabra!

 

Smoothie de pepino y naranja: necesitas 500 gramos de pepino, 200 mililitros de zumo de naranja natural, media cucharadita de orégano y unos cubitos de hielo o agua fría. Tan solo debes lavar y pelar el pepino -es mejor si no retiras por completo la piel, dejando algo de ella-, cortarlo en trocitos y triturarlo. Después solo queda batir junto con el resto de ingredientes. Si añades un yogur natural obtendrás una textura más cremosa.

 

Smoothie de ciruela y plátano: puedes elaborarlo con 300 gramos de ciruelas, un plátano, 500 mililitros de leche de almendra y una pizca de cardamomo molido. Después de limpiar y deshuesar las ciruelas, tritúralas junto con el plátano, la leche de almendra y el cardamomo. Y si quieres que te sacie aún más, puedes añadir un par de cucharadas de copos de avena y batirlo todo nuevamente.

 

Smoothie de fresas y arándanos: solo necesitas un vaso de leche de coco, un yogur, 200 gramos de fresas y 100 gramos de arándanos. Lo único que tienes que hacer es quitar a las fresas el rabito verde, mezclar todos los ingredientes en el vaso de la batidora y triturar. Si quieres darle un toque diferente puedes añadir también algunas almendras.

 

Smoothie de mandarinas: se prepara con 600 gramos de mandarinas peladas, 375 gramos de yogur natural, 225 mililitros de leche, hielo y el zumo de medio limón. Tan solo tienes que triturar las mandarinas junto con el resto de ingredientes hasta que logres una textura homogénea y cremosa. Añade después la leche y vuélvelo a batir. Si lo quienes algo más fresquito, solo tienes que poner un poco de hielo.

 

Si quieres saber más sobre qué alimentación seguir para verte mejor, descarga nuestro artículo ‘¿Qué comer para estar más guapa y mantenerme siempre joven?’:

Alimentación

Trends. Lifestyle. Holiday Samsara.

¿Conoces los ejercicios de moda para este año? Estos son sus beneficios.

Movernos y ejercitar nuestro cuerpo es una estupenda manera de sentirnos bien. Y si eliges los ejercicios adecuados, conseguirás ponerte en forma al tiempo que moldeas tu figura. Como te contábamos en otro de nuestros posts, el deporte tiene muchísimos beneficios para la salud, puedes leerlos en este enlace. Por eso siempre es buena idea dejar el sofá y ponerse en marcha para ejercitar el cuerpo.

Pero, ¿qué ejercicios elegir? Una buena opción es seguir el estudio que cada año presenta la American College School of Medicine , una escuela fundada hace más de seis décadas. Desde hace once años plantea cada curso a más de 30.000 profesionales del ejercicio físico residentes en todo el mundo -desde Reino Unido hasta Hong Kong pasando por Kuwait, España, Tailandia, Estados Unidos o Brasil- una encuesta con la que averigua cuáles serán las tendencias en el ámbito del fitness más demandadas durante el siguiente año.

  • High-Intensity Interval Training (HIIT). En el último estudio de la ACSM, la modalidad de ejercicio que consiguió el primer lugar fue el High-Intensity Interval Training (HIIT). Consiste en realizar cualquier ejercicio cardiovascular -correr, montar en bici o subirse a una bicicleta estática, nadar…-con intervalos de alta intensidad. Por ejemplo, si lo tuyo es correr se trataría de que los cinco primeros minutos comenzaras trotando, luego hacer un sprint de 30 segundos, otros 30 segundos de trote, otros 30 segundos de sprint, y así sucesivamente. Sus beneficios son más que evidentes: se quema el triple de grasa corporal que con el ejercicio clásico. Además, se fortalece la musculatura mucho más rápido, por lo que moldeas antes tu cuerpo. Si lo pones en práctica durante tus vacaciones para adelgazar en España te sentará estupendamente al estar combinado con una dieta.
  • Ejercicio en grupo. Tampoco se refiere a un tipo de ejercicio en concreto sino a la manera de practicarlo, porque la peculiaridad es que se practique lo que se practique, se haga en grupo. Ocupó el segundo lugar del ranking de tendencias deportivas para 2018, y lo hizo porque se considera que sus beneficios se multiplican en comparación con el ejercicio Según el estudio de ACSM, los programas grupales, diseñados con el objetivo de ser sesiones efectivas para diferentes niveles de condición física, refuerzan la motivación porque se trata de que los alumnos logren sus objetivos.
  • No es ninguna novedad que el boxeo es uno de los deportes preferidos para mantener la línea entre las modelos. Los Ángeles de Victoria Secret lo pusieron de moda, y los instructores aseguran que es de los deportes más completos. Aunque se trabajan principalmente brazos y pecho, también se ejercitan abdominales, lumbares, glúteos y piernas. En una sola sesión se pueden llegar a quemar hasta 1000 calorías.
  • Power yoga. También el yoga es un clásico que no pasa de moda, pero de entre todas sus variedades, el power yoga es el que se está imponiendo con más fuerza como ejercicio Se trata del yoga más dinámico que existe, y por eso sus beneficios no se limitan a la elasticidad de los músculos sino también a la firmeza que se consigue en todo el cuerpo. Aunque tiene su raíz en el ashtanga yoga, las clases son mucho más dinámicas y promueven más el esfuerzo físico, además de conectar cuerpo y mente. Desarrolla un cuerpo fuerte y flexible. Por eso se dice que levanta el ánimo y también todo lo que queramos colocar en su sitio.
  • Ballet fitness. Es otra de esas tendencias que invitan a ejercitar disfrutando todo lo posible. El ballet fitness persigue moldear tu cuerpo combinando ballet y fitness. Fue la disciplina que siguió Natalie Portman cuando tuvo que preparar su papel para la película de Cisne Negro. Lo hizo bajo las órdenes de una ex componente del Ballet de Nueva York, y vistos los efectos ahora son muchas las famosas que lo practican. Son 20 minutos de ejercicios de barra, 15 minutos de cardio ballet y unos 20 minutos más de una combinación entre ballet, yoga y pilates. Además de quemar centenares de calorías, estiliza la figura tonificando el cuerpo.

 

Si quieres averiguar si tu estado de salud es bueno a través de un test, pincha aquí: 

Nuevo llamado a la acción

Eat well. Healthy. Lifesytle. Fitness.

¿Adiós a las dietas? Lo más importante es comer bien

Cada año, cuando se acerca el verano, comienzan a multiplicarse las noticias sobre nuevas dietas milagro que prometen bajar decenas de kilos en un tiempo récord y sin esfuerzo. Te hablamos de ellas en este artículo donde explicamos por qué este tipo de dietas pueden ser incluso perjudiciales, ya que pueden provocar el llamado efecto rebote, por el que al poco tiempo se recupera todo lo perdido e incluso se añade algún kilo de más.

Por eso, más que de dietas, los nutricionistas hablan de un aprendizaje alimenticio con el que te olvidarás para siempre de regímenes. La clave es modificar hábitos para adoptar los que son saludables, de forma que te acostumbres a comer bien, de forma equilibrada, y disfrutarlo. Así, además de perder los kilos que deseas, te encontrarás mucho mejor porque tu cuerpo obtendrá todos los nutrientes que necesita, olvidándose de los que no te aportan nada.

¿Cómo conseguirlo? En realidad, es más sencillo de lo que imaginas. Básicamente deberás reducir el azúcar, disminuir el consumo de sal, y equilibrar el consumo de proteínas, hidratos de carbono, verduras y hortalizas. Y ese equilibrio consiste en que, del total de productos que consumas en un día, dos cuartos sean verduras y hortalizas; un cuarto corresponda a proteínas que puedes encontrar en carnes, pescados, huevos o legumbres; y el último cuarto, hidratos de carbono como pasta, arroz o pan.

Otro aprendizaje que resulta muy útil a la hora de seguir una alimentación saludable asegurándonos de comer bien es servir las cantidades con moderación, sin que llegue a rebosar el plato, y dedicarle su tiempo a cada bocado. Se trata de disfrutar de la comida, y para eso necesitas saborearla sin prisa, lo que además ayuda a saciarte. También es buena idea comer sin distracciones como la televisión o Internet, una manera de concentrarse en lo que estás haciendo que proporciona muchos beneficios, entre ellos el de descubrir un placer en la comida saludable que seguramente se te podía haber pasado por alto. Si percibes tus nuevos hábitos como un escenario lleno de oportunidades más que de prohibiciones, tendrás gran parte del aprendizaje hecho.

Y otra buena noticia: en contra de las creencias generalizadas, comer bien no te saldrá más caro. Según un estudio publicado en Journal of Consumer Research, solemos asociar los productos con un mayor valor nutricional con precios más altos, algo que puede suponer un obstáculo más a la hora de seguir una alimentación saludable. Sin embargo, aunque la comida rápida suela ser más barata, en el mercado podemos encontrar alimentos muy saludables a un precio igualmente asequible. Sobre todo si optamos por los productos frescos de temporada, que además son perfectos para cuidar tu organismo y conseguir que funcione como la máquina perfecta que es.

 

Si quieres saber más sobre alimentos saludables y productos típicos de Mallorca, descarga este ebook:

 

Nuevo llamado a la acción

Holiday. Food. Diet. Fruit.

¿Cómo sobrevivir a una dieta?

Ahora que ya has tomado la decisión de deshacerte de algunos kilos para verte bien y encontrarte aún mejor, solo queda poner en marcha el plan para adelgazar en vacaciones. No pienses que por estar siguiendo una dieta no disfrutarás de tu estancia en Mallorca. Más bien al contrario: la isla te animará a conseguir tu objetivo. Y a pesar de que asocies los regímenes con algún que otro sacrificio que no siempre resulta fácil de llevar a cabo, hay ciertas estrategias que te ayudarán a tomarte la dieta como algo mucho más sencillo de lo que imaginabas.

Dieta Saludable

En realidad, sobrevivir a una dieta no es tan complicado. Se trata de disfrutar de los sabores de productos saludables que son perfectos para adelgazar y aprender algunos trucos que te ayudarán a seguir la dieta incluso cuando tengas el capricho de algún alimento poco recomendable.

  • Creatividad en la cocina. La comida saludable puede ser mucho más sabrosa que la comida basura. Solo hace falta tener algo de imaginación para sustituir la sal por especias, aprender nuevas recetas y descubrir sabores que no conocías. Cuando tus vacaciones para adelgazar en España lleguen a su fin, te preguntarás cómo has podido pasar todos estos años perdiéndote auténticos manjares en todas sus formas.
  • Nada de premios en forma de caprichos que no te convienen. Para sobrevivir a una dieta es fundamental que aprendas a convertir los alimentos sanos en premios apetecibles. Solo así dejarás de ver esos productos poco aconsejables como lo más sabroso sobre la faz de la tierra. Recuerda que cuando un alimento no aparece en tu dieta no se debe únicamente a que engorde sino también a que resulta perjudicial para tu salud. Por eso debes dejar de ver como premio una bolsa de patatas fritas, un donut o un batido de chocolate, porque en realidad no aportan nada beneficioso a tu organismo.
  • Planifica tanto tu compra como tu menú semanal. Si estás acostumbrada a comprar por impulsos, sin una lista de la compra basada en un menú semanal, será mucho más difícil que puedas controlar tu dieta. Por eso es importante reservar un tiempo para planificar el menú de esa semana y comprar solamente los ingredientes que necesites. Lo que no tengas no podrás comerlo, y a veces es todo lo que necesitas para que se te pase el antojo.
  •  ¿Y si caigo…? A pesar de que pongas todo tu esfuerzo en intentar cumplir a rajatabla la dieta para adelgazar, es posible que en algún momento decidas saltártela cayendo en la tentación en forma de helado, dulces o cualquier otro producto que no estaba previsto en tu plan de adelgazamiento. Si ocurre, no caigas en la trampa de creer que como has cometido un pequeño fallo ya no sirve de nada el régimen y por lo tanto, puedes comer todo lo que quieras. El hecho de que ya hayas comido un trozo de chocolate ese día no quiere decir que hayas tirado el régimen por la borda.
  • Motívate y recuerda por qué haces dieta. Las razones que te han traído hasta aquí son las que debes recordar cada día, tantas veces como necesites. Sobre todo si te ves tentada a dejarlo. Si es necesario, apunta en un papel los objetivos que quieres conseguir y por qué. Léelo con frecuencia para que recuerdes por qué merece la pena deshacerte de esos kilos.
  • Procura comer sentada, despacio, saboreando cada bocado. No es lo mismo disfrutar de la comida con calma, degustando el sabor de unas estupendas verduras a la plancha o un rico pescado, que comer deprisa y corriendo, de cualquier manera, como si fuera un trámite que cumplir. La sensación de saciedad, y también el placer, será mucho mayor de la primera manera. Y así la tentación no tendrá razón de ser porque ni siquiera te apetecerá algo diferente a lo que estás comiendo.
  • Que tu entorno sepa que estás a dieta. Nada como algo de ayuda por parte de nuestro grupo de amigos y familiares para conseguir lo que deseamos. Y en un plan para adelgazar, ellos también son importantes. Si saben que estás a dieta procurarán no ponértelo más difícil, por eso es buena idea que se lo comentes. Así no insistirán en que tomes determinado postre o te saltes el régimen pidiendo otra botella de vino.
  • ¿Es hambre o ansiedad? Aprendiendo a diferenciar el hambre de la ansiedad te darás cuenta que lo que sientes la mayoría de las veces es lo segundo. El cuerpo está preparado para poder sobrevivir sin tanta comida, por eso la sensación de hambre en realidad no es tal sino solo algo de ansiedad.
Healthy food. Real food. Mallorca. Holidays.

Receta: Berenjena con garbanzos, pimientos rojos asados y aceitunas negras

La berenjena es un alimento que no puede faltar en tu dieta. Además de estar muy rica, es muy saludable y beneficiosa para tu cuerpo, más aún si estás haciendo dieta. Este vegetal es bajo en calorías y casi no tiene grasas, favorece la eliminación de sustancias indeseables del organismo, ayuda a mantener controlada la tensión arterial y reducir el colesterol.

La berenjena contiene vitamina A, B1, B2, C y E, es rica en minerales como el potasio, calcio, magnesio, hierro y fósforo, y otros componentes como ácido fólico, fibra y carbohidratos.

Por eso, conscientes de los múltiples beneficios que aporta la berenjena a tu cuerpo, compartimos esta sencilla receta de  berenjena con garbanzos, pimientos rojos asados y aceitunas negras, ¡que esperamos te guste! 😉

 

Ingredientes:

  • 1 berenjena, cortada longitudinalmente para crear un “filete”
  • 150g de garbanzos cocidos, escurridos y lavados
  • 2 pimientos rojos de tamaño mediano
  • 25g de queso feta, en cubos o desmenuzado (Si eres vegano puedes no poner este alimento)
  • 20 aceitunas negras deshuesadas, preferentemente mallorquinas
  • 2 cucharas de orégano o perejil fresco picado
  • 4 cucharaditas de vinagre balsámico
  • 1 manojo de orégano fresco como guarnición

 

 Ingredientes para la vinagreta:

  • 1 cucharada de vinagre balsámico
  • 1 cucharada de salsa tamari baja en sodio o salsa de soja
  • 2 dientes de ajo picados
  • Una pizca de pimienta negra recién molida
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

 

Preparar este delicioso plato es muy sencillo, tan solo tienes que seguir esta receta:

  1. Corta el pimiento rojo en trozos de ½ cm y tuéstalo en el horno durante 10-15 minutos hasta que esté blandito.
  2. Prepara la vinagreta combinando los ingredientes, agrega lentamente aceite de oliva y remueve bien para que todo quede perfectamente integrado.
  3. Calienta la parrilla o sartén.
  4. Corta la berenjena por la mitad a lo largo y quita los bordes redondos para que se asemejen a filetes de aproximadamente 1-1 ½ cm de grosor. Unta los “filetes” con la mitad de la vinagreta.
  5. Asa a la parrilla la berenjena durante 2 minutos por cada lado, o hasta que esté tierna pero no blanda. Retira del fuego y coloca 1 o 2 filetes en cada plato.
  6. Coloca los garbanzos, los pimientos rojos, el queso feta, las aceitunas negras y el orégano en un tazón pequeño. Sazona al gusto con sal y pimienta, y mézclalo todo muy bien. Agrega la vinagreta y vuelve a removerlo todo.
  7. Con una cuchara agrega la mezcla de garbanzo, pimiento y aceitunas sobre los filetes de berenjenas.
  8. Espolvorea con vinagre balsámico y decorar con ramitas de orégano fresco.
Tips. Health. Benefits. Fitness. Holidays.

Consejos para una vida saludable

Cuidarse no es solo cuestión de ir al gimnasio, dicen los especialistas. Aunque el ejercicio es importante, lo que nos porporciona salud son unas rutinas saludables con las que sentirnos estupendas, además de vernos bien. ¿Cuáles son esas rutinas que el colectivo médico recomienda si queremos mejorar nuestra salud? La respuesta está en un conjunto de hábitos relacionados con la alimentación, el ejercicio y algunas estrategias para desconectar que te aportarán muchos más beneficios de los que crees.

Dieta Saludable

 

  • Vigila tu peso. Uno de los mayores enemigos de nuestra salud es el exceso de peso. Según la OMS, la obesidad se ha triplicado en las últimas décadas, y eso está afectándonos. Este organismo recuerda que un Índice de Masa Corporal (IMC) elevado es un factor de riesgo considerable para las enfermedades cardiovasculares, la diabetes e incluso algunos tipos de cáncer. Por eso es importante que nuestro IMC se encuentre por debajo de 25, y para calcularlo debemos dividir nuestro peso en kilogramos entre el cuadrado de nuestra estatura en metros. En la web puedes encontrar calculadoras que facilitan la operación.
  • Toma una pieza de fruta para desayunar. El famoso refrán que dice “An apple a day keeps the doctor away” esconde una gran verdad, y es que necesitamos la fruta en nuestra alimentación diaria para contar con el aporte de fibra, agua, vitaminas y minerales adecuado. En concreto, la recomendación de los nutricionistas es de tres piezas de fruta fresca al día. Es una de las razones de que los smoothies se hayan puesto tan de moda, ya que cubren las necesidades diarias con un solo batido.
  • Dedica media hora al día a caminar o hacer otro ejercicio suave. No es necesario que te machaques en un gimnasio pero sí que combatas el sedentarismo con algo de ejercicio. Lo importante es que te guste, así que está en tu mano la elección: caminar, correr, montar en bicicleta, jugar al golf, al paddle… Es una forma saludable de luchar contra el colesterol, la hipertensión, diabetes, enfermedades cerebrovasculares, cardiopatías y algunos tipos de cáncer. Se calcula que quienes no hacen suficiente ejercicio físico presentan un riesgo de mortalidad entre un 20% y un 30% superior al de aquellas que son lo suficientemente activas.
  • Vigila la grasa acumulada en el abdomen. No toda la grasa debe preocuparnos por igual. La más peligrosa para el corazón es la que se acumula en el abdomen, advierte un estudio publicado recientemente en Journal of the American Heart Association. Es la razón de que debamos medir nuestro perímetro al nivel del ombligo. En la mujer debe estar por debajo de 88 cm, mientras que en los hombres el bajo nivel de riesgo se sitúa en un máximo de 102 cm.
  • Reduce el consumo de sal y azúcar. Otro hábito muy saludable es bajar el consumo de sal y azúcar. Sumadas todas las pequeñas dosis de glucosa que consumimos al cabo del día, lo habitual es que  el resultado sea una cantidad muy superior a los 25 gramos (unos tres sobrecitos de azúcar) que la OMS recomienda tomar diariamente. Ocurre lo mismo con la sal: el consumo de sal que recomiendan las guías europeas actualmente se encuentra entre 5 y 6 gramos de sal diarios, lo que supone una cucharadita de sal para todo el día. Sin embargo, solemos superar con creces esa medida, lo que afecta negativamente a nuestra salud elevando la presión arterial y reteniendo líquidos.
  • Más pescado. Si tuviéramos que elegir entre carnes rojas y pescados, la balanza debería inclinarse por los segundos. Es lo que ha advertido la OMS, que recomienda en torno a tres o cuatro raciones a la semana. Entre otras razones porque los altos niveles de consumo de carne roja y procesada están asociados con un mayor riesgo de cáncer colorrectal, mientras que altos niveles de consumo de pescado están asociados con una disminución del riesgo.
  • Estiramientos. Para encontrarnos bien no solo debemos comer de forma saludable y ejercitar un poco el cuerpo sino que también debemos aprender a relajar nuestros músculos para incrementar la sensación de bienestar. Son ejercicios que además sirven para liberar la mente.
Menu. Salad. Green. Health.

Healthy food VS Fast food, ¿por qué hay que evitar la comida basura para mantener una dieta saludable?

¿Qué ocurre en tu cuerpo cuando decides picar algo y optas por una bolsa de patatas fritas en lugar de una manzana? ¿Realmente son tan perjudiciales esos caprichos ricos en calorías y pobres en nutrientes llamados fast food? ¿O solo lo son cuando los consumimos en grandes cantidades?

Los expertos tienen respuestas claras a esas preguntas. A la primera contestan que lo que ocurre es que se fomenta la obesidad y el aumento de los niveles de triglicéridos, azúcar y colesterol en sangre. Aunque también las grasas saturadas aumentan los niveles de colesterol, se necesita una cantidad de consumo mucho mayor en comparación con las grasas trans presentes en la comida basura -mientras en los ácidos grasos trans basta un gramo para que aumenten los niveles de colesterol, con la grasa saturada harían falta cantidades superiores a los 10 gramos-. Por eso la comida basura, entre la que se encuentra la bollería industrial, los alimentos precocinados, los snacks y los fritos, es tan perjudicial para tu organismo, incluso en pequeñas cantidades.

Además, al ser un tipo de producto que no requiere preparación en la cocina, salvo en algunos casos algo de calor, recurrimos a ellos con más frecuencia de la que deberíamos ya que no perdemos tiempo en su elaboración. El resultado es que cada vez se consume comida basura en más cantidad, lo que está cambiando hábitos y preferencias. Y eso se traduce en una alteración metabólica que hace que aumente el sobrepeso incluso cuando se reduce la ingesta de calorías. De ahí que el peligro de la comida basura llegue muy lejos.

 

Healthy food

Por el contrario, la comida saludable es un seguro contra la obesidad y la enfermedad. La buena noticia es que para presentar batalla a la comida basura tan solo hay que sustituirla por healthy food. Así lo ha advertido la Organización Mundial de la Salud (OMS), que asegura que si no cambiamos nuestros hábitos en Europa, nos enfrentamos a una crisis de obesidad de proporciones enormes en 2030 debido, precisamente, a que la comida basura está cada vez más presente no solo en los restaurantes de comida rápida sino también en nuestras casas.

Pero, ¿por qué recurrir a ese tipo de alimentación cuando tienes al alcance de la mano alimentos saludables, ricos en nutrientes y vitaminas, que resultan esenciales para el buen funcionamiento del organismo y que además, nos ayudan a perder peso? En Mallorca encontrarás productos locales cultivados en la propia isla que son perfectos para adelgazar en vacaciones.

Una vez finalizadas tus vacaciones para adelgazar en España, es buena idea que tengas en mente estos consejos cada vez que vayas a hacer la compra:

  • Alimentos crudos en cantidad: para los especialistas, la mejor manera de asegurarse de que estamos siguiendo la dieta basada en healthy food es que una de las dos comidas principales del día sea cruda y la otra, cocinada. Por eso en el supermercado habrá que comprar tantos alimentos para comer en crudo -verduras y hortalizas- como para cocinar.
  • El método del plato: si dividiéramos un plato en cuatro porciones, dos cuartos de plato deberían ser verduras y hortalizas; un cuarto, proteínas (carne, pescado, huevos, legumbres…) y otro cuarto, hidratos de carbono como pasta, arroz o pan. Eso sería una comida saludable, por lo que nuestra compra tiene que seguir la misma idea, manteniendo las proporciones.
  • Leer el etiquetado: incluir en nuestra rutina de compra la lectura de las etiquetas de los productos del supermercado es un hábito que puede aportarnos muchos beneficios. Se trata de escoger los productos bajos en azúcares refinados, grasas trans y sal.

Si quieres conocer productos saludables perfectos para tu dieta y cultivados en Mallorca, descarga nuestro ebook con productos locales que no pueden faltar en tu dieta: 

Nuevo llamado a la acción

Sport. Benefits. Health. OMS.

¿Por qué el deporte es bueno para la salud?

El colectivo médico lo prescribe casi como una medicina, y según los expertos deberíamos tomárnoslo como algo similar. La razón es que el deporte es uno de los mejores aliados para cuidar tu cuerpo y lograr que te sientas bien. Pero además, si nos olvidáramos de él pondríamos en riesgo la salud: el sedentarismo está considerado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como el cuarto factor de riesgo de mortalidad, causante del 6% de las muertes que se producen en el mundo . Por eso, una buena herramienta de prevención es ejercitar el cuerpo de forma regular.

 

Pero, ¿qué hace que el deporte sea tan bueno para la salud y que no podamos renunciar a él? Este decálogo tiene las claves:

 

  • Mejora la imagen corporal. Al hacer deporte moldeas tu cuerpo, y eso se hace evidente en los cambios físicos que llegan tras un tiempo realizando actividad física de forma regular y frecuente. Habitualmente esos cambios provocan que nos sintamos mejor. Al cuidarnos más nos gustamos también más al mirarnos en el espejo. Y eso, a su vez, trae otro beneficio: más autoestima.

 

  • Mejora el estado de ánimo. Uno de los neurotransmisores que aumentan con la práctica de ejercicio es las betaendorfina, directamente relacionada con el aumento de la sensación de placer y bienestar y la inhibición de la sensación de dolor, según demostró un estudio publicado en Sport Medicine . Por eso tras practicar deporte el estado de ánimo mejora.

 

  • Ayuda a reducir los niveles de colesterol “malo”. Una de las principales claves para mantener a raya el colesterol LDL, más conocido como colesterol “malo”, es hacer ejercicio físico. Los especialistas creen que 150 minutos de ejercicio moderado a la semana es suficiente para reducir los niveles de colesterol, sobre todo si se combina con una dieta equilibrada con muy pocas grasas saturadas.

 

  • Combate la hipertensión. Otro de los beneficios del deporte es que es un estupendo aliado a la hora de mantener la tensión arterial en las cifras adecuadas, evitando la hipertensión. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Sociedad Internacional de Hipertensión Arterial incluyeron hace ya tres décadas la recomendación de realizar ejercicio físico entre las medidas no farmacológicas destinadas a disminuir los valores de tensión arterial.

 

  • Un aliado contra la diabetes. El deporte es también una medida muy eficaz para combatir la diabetes, ya que ayuda a controlar esta patología. Por el contrario, el sedentarismo es una de las causas de la aparición de la diabetes tipo 2, por lo que el colectivo médico advierte que si no practicamos deporte aumentan las probabilidades de desarrollar esta enfermedad.

 

  • Mejora la respuesta inmunológica ante infecciones. Según un estudio publicado por la revista British Journal of Sports Medicine, las personas que están en buena forma física y que se mantienen activas durante toda la semana enferman menos y sus síntomas son más leves en caso de pequeñas afecciones como el resfriado. La investigación determinó que el número de días que pasan enfermas cada año las personas físicamente activas se reduce un 46% en comparación con quienes solo practican deporte una vez a la semana o que llevan una vida sedentaria. La razón es que el ejercicio aumenta las células del sistema inmune que circulan por nuestra sangre.

 

  • Previene la osteoporosis. Los huesos, al igual que los músculos, son tejidos vivos que responden al ejercicio y que se fortalecen con este. Por eso quienes practican deporte con regularidad suelen tener una mayor densidad ósea. Sin embargo, esa densidad alcanza su tope entre los 20 y los 30 años de edad, y a partir de entonces empieza a disminuir. Para poder mantenerla una de las medidas más eficaces es seguir realizando ejercicio con frecuencia.

 

  • Mente concentrada y creativa. Además de cuidar tu cuerpo, la mente también se beneficia del deporte. Un estudio publicado en Frontiers in Human Neuroscience ha demostrado que el ejercicio modifica el área prefrontal del cerebro, asociada a mejoras en el control ejecutivo y el rendimiento. Otro estudio, este del Journal of Experimental Psicology, demostró además que ejercicios como caminar de forma regular tienen un efecto inmediato en el pensamiento creativo, desarrollándolo.

 

  • Te mantiene joven. La actividad física puede reducir los efectos del paso del tiempo tanto física como mentalmente según un estudio del Journal of Aging Research. La investigación concluyó que el deporte es una potente arma no farmacológica para “prevenir el deterioro cognitivo relacionado con la edad y las enfermedades neurodegenerativas”. Aprovecha para practicarlo en tus vacaciones para adelgazar en España.

 

  • Combate la depresión. Otro de sus beneficios más evidentes es que ayuda a prevenir y combatir enfermedades como el alzhéimer, ya que ayuda a la mejora cognitiva y al funcionamiento general del cerebro. En varias investigaciones se ha demostrado que tiene un efecto protector contra esta enfermedad por mejorar las funciones sinápticas neuronales, el aprendizaje, la memoria, la función sensoriomotora y la ansiedad.

 

Para ver si estás en forma y sigues hábitos saludables te recomendamos este test:

Nueva llamada a la acción

Walk. Benefits. Health. Fitness. Holiday.

Tengo que cuidarme, ¿por dónde empiezo?

Mantener un cuerpo y una mente sanos es más sencillo de lo que imaginas. Se trata de proporcionar a nuestro organismo lo que necesita para conseguir que funcione a la perfección. Algo que repercute tanto en nuestra figura como en nuestro cerebro e incluso en nuestro estado de ánimo. Y lograrlo es solo cuestión de mantener unos hábitos en los que se combinen tres elementos: alimentación, descanso y algo de ejercicio. Una receta infalible para sentirse bien cuyas claves conocerás en tus vacaciones saludables en Mallorca.

  • Alimentación:

Es la base de la fórmula para cuidarte como te mereces. Porque lo que comes es lo que tu cuerpo aprovecha para realizar sus funciones, y dependiendo del tipo de productos que ingieras su funcionamiento varía. El objetivo es disfrutar de alimentos frescos de temporada -en Mallorca podrás probar una larga lista de productos locales muy saludables – y disminuir el consumo de grasas saturadas, además de eliminar las grasas trans.

Ese tipo de alimentación te ayuda a encontrar tu peso ideal pero además es una herramienta fundamental para reducir los niveles de colesterol y la posibilidad de sufrir diabetes. Otro punto que no se debe pasar por alto es que la dieta mediterránea, cuyos ingredientes son perfectos para una alimentación saludable que cumpla las directrices del colectivo médico, disminuye el riesgo cardiovascular, ya que puede reducir hasta en un 31% el riesgo de insuficiencia cardíaca según  un estudio publicado en European Journal of Heart Failure.

 

  • Ejercicio:

En cuanto comiences a cambiar tu alimentación siguiendo los consejos de los especialistas para llevar una dieta saludable notarás muchos efectos positivos, y uno de ellos es que ganarás energía. Tendrás ganas de hacer más cosas porque el cuerpo se siente bien y con fuerza, una situación ideal para combinar la alimentación saludable con algo de ejercicio, otro elemento clave para cuidarte. Los beneficios del deporte no solo están relacionados con moldear tu figura y tener mejor aspecto físico. También es fundamental para mantener un buen estado de salud, combatiendo patologías como la hipertensión, la diabetes, la osteoporosis o la depresión, entre otras.

No se trata de que te vuelvas una adicta al gimnasio ni de que te conviertas en una deportista de élite. Basta con que incluyas en tus rutinas algunos estiramientos y dediques al menos media hora al día a caminar o realizar otro ejercicio suave. Una buena idea cuando estés en Mallorca es realizar algunas excursiones practicando senderismo, en las que descubrirás rincones impresionantes de la isla mientras ejercitas el cuerpo.

 

  • Descanso:

Para completar la receta que te proporcionará salud y bienestar no puedes olvidarte tampoco del descanso, un aliado que te ayudará tanto a recuperarte de la actividad diaria como a perder los kilos de los que quieres deshacerte. Dormir bien es fundamental para fortalecer el sistema inmune, además de que proporciona energía y buen humor. Pero también es importante para conseguir tu objetivo de perder algo de peso, ya que, como ha demostrado la ciencia, también durante el sueño quemamos calorías.

 

Si quieres saber más sobre hábitos saludables, descarga nuestro ebook  ‘Qué comer para estar joven y guapa’:

Alimentación