Tips para conciliar el sueño.

Como conciliar el sueño en verano con 8 sencillos pasos

¿Te cuesta dormir en verano? No es de extrañar, y es que la temperatura óptima para conciliar el sueño estaría entre los 18 y los 22 grados. Sin embargo, en verano, estar entre esas temperaturas no es lo habitual, y menos en Mallorca.

Dormir “del tirón” en verano es casi el sueño español y, en esto, también tienen mucho que ver las temperaturas. Cuando por fin consigues conciliar el sueño, ¡Pam! Te despiertas. Pero el calor no es el único motivo por el que te cuesta conciliar el sueño, existen diversos factores que alteran la higiene de tu descanso. Por ese motivo, te traemos unos consejos para lograr el sueño que mereces.

  • Ropa de cama. La mejor opción para dormir fresquito en verano son las sábanas de algodón, ya que son ligeras y de fibra transpirable. También puedes optar por sábanas de lino, aunque se arrugan más. Por otro lado, los colores claros, como el blanco, te ayudarán a conseguir la frescura que buscas.
  • Gestiona tu horario. Sabemos que no es fácil tener el control absoluto de tu ritmo de vida, pero cuanto más habituado estés a un horario de sueño, menos te costará conciliarlo. De esta forma tu cuerpo se regulará en función del horario y la luz.
  • Apaga la luz. Por suerte, en verano tenemos suficientes horas de luz durante el día, por tanto, no es necesario encender las luces de la habitación, ya que las bombillas encendidas generan calor. También, las luces de led son menos calurosas que las tradicionales.
  • Control del sueño. Sabemos que estás acostumbrado a dormir la siesta, especialmente en verano. Sin embargo, cuanto más larga sea tu siesta, más te costará conciliar el sueño por las noches. Por eso, deberías calcular el tiempo que pasas durmiendo, y no pasar de los 20 minutos, para no alterar tu ciclo de sueño nocturno.
  • Inhala y exhala. Este ejercicio de respiración lo podrás aplicar siempre que te cueste conciliar el sueño. Debes concentrarte en tu respiración con el objetivo de conseguir bajar las pulsaciones. Colócate boca arriba con las manos en el abdomen, e inspira lentamente y suelta poco a poco el aire.
  • Cuida tu cena. Acostúmbrate a cenar pronto, ya que lo ideal sería cenar dos horas antes de acostarte. Además, la cena debería ser ligera, baja en grasas, para facilitar el descanso y así también cuidar la dieta.
  • Ducha tibia. Según recientes investigaciones, la mejor opción para dormir fresquitos en verano es una ducha de agua tibia. Cuando te duchas con agua fría, tu cuerpo percibe una temperatura más baja de lo normal, por lo que activa unos mecanismos para no perder calor interno, de esta forma tu cuerpo generará más calor. Así que, la ducha en verano ¡Siempre tibia!
  • Bye bye móvil. Efectivamente, no podíamos olvidarnos de este importantísimo punto, que todos sabemos, pero que pocos hacemos. ¡Desconecta! Enciende tu sueño y apaga todos los aparatos electrónicos que tengas, como tu teléfono, tu televisión… además de conciliar el sueño, conseguirás aumentar muchos beneficios para tu salud.

Esperamos que te haya servido nuestra pequeña guía de consejos para conseguir conciliar el sueño. Nosotros no vamos a esperar a mañana para ponerlos en práctica. ¿Y tú? ¡Recuerda! Dormir bien también ayuda a adelgazar.

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *