Gym. Training. Healthy. Fitness.

1º propósito 2019: Apuntarme al Gym. Todo lo que hay que saber para conseguir los objetivos.

¿Has empezado el 2019 diciendo: “este año me apunto al gym”, pero todavía no lo has hecho? Levántate del sofá, ponte las deportivas y dale la bienvenida a tu nuevo estilo de vida sana. Ya es hora de ponerse manos a la obra y dejar de lado la pereza. Tu momento healthy acaba de empezar.

Sé lo que estás pensando, “¿con este frío tengo que salir de casa?”. “Es que me da vergüenza que me vean haciendo ejercicio”. Es normal que al principio nos dé un poco de pereza tener que salir de casa y meternos en una sala con desconocidos a sudar. Pero ese momento lo hemos pasado y superado todos. Ya verás que, después de unos días, te darás cuenta de que en el gimnasio cada cual va a lo suyo y no a mirar lo que está haciendo el de al lado.

Pero no basta con apuntarse al gym. Es el momento de asumir que necesitamos un cambio y ponerle remedio. Y es que, como ya os contábamos en este artículo, practicar ejercicio es esencial para una vida saludable. Así que, ¡fuera la pereza! La actitud es primordial para conseguir tus objetivos. Afrontar nuevos retos con ilusión y ganas hará que te sea más sencillo lograrlos. No tengas miedo de vivir nuevas experiencias y prepárate para tu nuevo estilo de vida healthy.

También es muy importante marcarse unos objetivos. Perder peso, ponerte en forma, coger fuerza en las piernas o en los brazos o, simplemente tener un estilo de vida más saludable. De esta forma, conseguirás ir superando etapas y el entrenamiento será más entretenido. No pensarás que estás haciendo ejercicio por hacer. Es también una forma de no perder el interés y continuar con tus propósitos. Lo importante es visualizar cuál es el objetivo final para así trabajar duro hasta conseguirlo.

Poco a poco, y con constancia te darás cuenta de los progresos que has hecho. Además, no solo conseguirás mejoras físicas sino también mentales. Realizar ejercicio diario te ayuda a liberar tensiones y despejar la mente. Y llegará un momento en el que te darás cuenta de que ir al gimnasio ya no es una obligación para ti, sino una necesidad e, incluso, puede convertirse en una pasión.

Además, ir al gimnasio te da la opción de realizar tus rutinas diarias en compañía y se hace menos pesado que si te ejercitas sola. No solo es menos aburrido, sino que además, el tiempo pasa mucho más rápido.

Si vas al gym acompañada siempre tendrás la “obligación” de no dejar tirada a la otra persona y cumplir con tu rutina deportiva. Pero, además, en el gimnasio siempre encontrarás monitores y otras personas entrenando que te ayudarán y animarán a conseguir tus objetivos. Al final, tus éxitos se convierten en sus éxitos.

En realidad no somos conscientes de la cantidad de horas que pasamos sentados o sin movernos correctamente. Entre las responsabilidades y las nuevas tecnologías nos hemos vuelto más sedentarios. Por eso, es necesario un cambio en tu vida. Y un buen comienzo es ir al gimnasio.

 

Nuevo llamado a la acción

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *