health benefits of food - samsara healthy holidays

Cómo mantener tu línea durante las navidades

La navidad es sinónimo de excesos alimentarios y de moverse poco. Suelen ser días donde los turrones, polvorones, bombones y otras exquisiteces se hacen irresistibles. Pero después nuestro cuerpo lo nota y responde ante tanto exceso. No tiene por qué ser así si escuchas a tu cuerpo y no te dejas llevar por el ansia de las comidas.

  • Dosifícate

Es importante que te dosifiques la comida. Un consejo es que pruebes lo que te apetezca pero teniendo en cuenta que habrá más cantidad de comida. No comas tantos entrantes y resérvate para el plato principal.

Otro consejo es usar platos pequeños para controlar las raciones. Cuando comemos más alimentos de los que el cuerpo necesita, se almacenan como grasa. Es importante dejar de comer cuando el estómago esté un 70-80% lleno y satisfecho. Al terminar de comer, hay que sentirse bien y con energía, no hinchado.

  • Escoge lo más saludable

Si quieres controlar la línea o estás en un proceso de comer más saludable escoger bien es la clave del éxito. Delante de una mesa con opciones culinarias habrá mejores y peores opciones en el ranking de lo saludable.

Evita las grasas saturadas, que tienen un alto nivel de colesterol, y las grasas trans, como los pasteles y los productos fritos, ya que el organismo no es capaz de sintetizar estas grasas.

Por eso, lo mejor es diseñar un menú equilibrado. Lo ideal es incluir alimentos con grasas de origen vegetal, como el pescado azul, semillas o aceite de oliva, y reducir los alimentos que llevan grasas saturadas, como los embutidos, los quesos grasos o la mantequilla. También es importante sustituir las salsas industriales por salsas caseras y vinagretas, además de eludir los postres industriales.

De esta forma, evitaremos sobrecargar nuestro hígado causando malestar digestivo, dolores de cabeza y mal humor.

  • Bebe agua

Durante estas fechas es más sencillo pensar antes en comer que en beber agua. Si no nos hidratamos correctamente, seremos más propensos a comer en exceso durante todo el día. También ocurre que tendemos a sustituir el agua por bebidas alcohólicas o refrescos que contienen un alto contenido en azúcar y/o colorantes, saborizantes y conservantes artificiales.

Al consumir agua, ayudamos al cuerpo a liberar toxinas y movilizar la grasa corporal, algo tan necesario durante estas fechas navideñas en las que solemos comer más dulces y beber alcohol.

En paralelo, es importante recordar que los líquidos en exceso diluyen los jugos gástricos y dificultan la digestión, por lo que es conveniente reducir al mínimo aquellos líquidos que son perjudiciales para el organismo.

  • Realiza actividades físicas

Es importante no olvidar la actividad física durante estas fiestas. No es necesario tener que ir al gimnasio cada día o realizar deporte de intensamente. También es importante desconectar y relajarse unos días. Por eso, planificar paseos y excursiones los fines de semana y los días festivos durante la Navidad, serán suficientes para ayudar a que nuestro cuerpo se mantenga activo y queme calorías de esas comidas copiosas. Sin embargo, no debemos olvidarnos del reposo cuando comamos. Es recomendable no hacer ninguna actividad después de comer para no entorpecer la digestión, por lo que lo mejor es reposar un mínimo de 15 minutos tras la comida.

Lo importante es intentar comer alimentos saludables, evitando las grasas saturadas y el exceso de azúcar, y de forma controlada, evitando comidas abundantes. Además de realizar actividades físicas que mantengan nuestro cuerpo activo.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *