Consejos para un vientre plano

Los hábitos de vida influyen mucho más de lo que creemos en diferentes aspectos de nuestro cuerpo y organismo. Y es que, conseguir un vientre plano no es tarea fácil. Puede que estés haciendo miles de abdominales, planchas, oblicuos e isométricos y no conseguir quitarte la barriguita o esa sensación de hinchazón abdominal.
Si éste es tu caso, debes considerar la alimentación, el descanso, tu rutina de ejercicios y tu estilo de vida. Haciendo algunos pequeños cambios podrás conseguir ese vientre plano tan deseado.

La alimentación
Una vez más, la alimentación es clave y en este punto debes considerar diferentes factores, ya no solo los alimentos que comes, sino también cómo los ingieres.
Si quieres reducir la barriga, debes empezar a comer más frutas y verduras, además de limitar el consumo de patatas fritas, salsas, rebozados y el picoteo de las tapitas del bar. Te recomendamos incluir en tu dieta alimentos probióticos y prebióticos, que favorecen la flora intestinal y te ayudarán a lucir un vientre más plano. Incluye también yogures, cebollas y alcachofas.
Es cierto además, que es difícil combatir esa batalla contra la gula pero debes escuchar a tu estómago, no a la mente. Es recomendable comer cuando tengas hambre, en platos pequeños y en pequeñas cantidades, de esta manera te saciarán antes.
Es importante además comer despacio y masticar más veces.

Haz ejercicio
No te centres únicamente en hacer abdominales, ese es uno de los principales errores a la hora de querer conseguir un vientre plano.
Combina tu rutina de ejercicios con ejercicios aeróbicos. Los ejercicios cardiovasculares ayudan a perder tripita y si los combinas con ejercicios de fuerza conseguirás mejores resultados.
Como ejercicios aeróbicos te recomendamos: montar en bici, la natación o el running con una periodicidad de tres a cinco veces por semana.

Bebe agua
Los beneficios de beber agua son muchísimos y está demostrado que beber dos litros diarios de agua evita la retención de líquidos.
Beber agua ayuda a la digestión, evita el estreñimiento, contribuye con su efecto saciante a comer algo menos, a perder peso y te sentirás mucho más ligera.

Olvídate de los refrescos y la cerveza, ya que todo el gas que tienen afecta a la hinchazón del estómago. Opta por bebidas sin gas y sin burbujas y di adiós a un vientre hinchado.

Respeta tus momentos de descanso
Es importante tener tus momentos de relajación y descanso. La falta de sueño y el stress pueden resultar igual de perjudiciales que una mala alimentación o la falta de ejercicio. La meditación es nuestra recomendación para desconectar del día a día y conseguir ese ratito de calma total contigo misma.

Sé constante
Ser constante es la clave para obtener resultados. Recuerda que para sentirte bien contigo misma, deber cuidarte de manera continuada durante todo el año. Por eso te recomendamos que seas constante en estas recomendaciones respecto al estilo de vida saludable y hacer de ellas tus costumbres diarias. ¡Ten fuerza de voluntad y la satisfacción cuando lleguen los resultados será mayor!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *