Consejos para volver a la rutina

Las vacaciones son beneficiosas y muy necesarias para la salud física y mental, pero como todo lo bueno, pasa tan deprisa que no nos damos cuenta y ya estamos de vuelta a la rutina.

Tras unos días de descanso, en los que no has estado pendiente de la hora, has estado de relax y sin preocupaciones, descansando en la playa o desconectando haciendo turismo en alguna ciudad, volver al día a día puede resultar muy duro.
Por ello hoy, compartimos contigo una serie de consejos para evitar el síndrome postvacacional y que el paso de las vacaciones a la rutina sea lo más suave posible.

1. Sal a pasear. Moverse es bueno, ya sea volviendo a tu rutina de ejercicios como saliendo a dar un paseo al salir de trabajar. Esta pequeña costumbre hará que la vuelta a tu rutina sea más agradable, además de ayudarte a desconectar y tomar aire fresco. Recuerda que moverte y hacer ejercicio es súper beneficioso para tu cuerpo y tu mente.

2. Cuida tu alimentación. Si este verano te has dado algunos caprichos y te gustaría retomar esos buenos hábitos alimenticios, es el momento de eliminar esos excesos.
Incluye alimentos en tu dieta que aporten energía en tu vuelta a la rutina, introduce frutas y verduras, pescado y legumbres. Te llenarán de esa energía extra y vitaminas.

3. Sé flexible con tus obligaciones y contigo misma. El periodo de adaptación en estos casos es muy importante y con él, los tiempos que te marques en tareas, citas, compromisos, etc… Intenta ir retomando poco a poco el ritmo normal a medida que avancen los días y con él, irás introduciendo poco a poco todos tus quehaceres. Prioriza tareas, trabajos y objeticos para no perder el foco e ir avanzando poco a poco.

4. Una actitud positiva. Afrontar las cosas con una buena mentalidad y una actitud positiva puede marcar una gran diferencia en el día a día. Es mucho más fácil y productivo y para tu mente centrarte en los momentos agradables del día que no pensar en todo lo que está pendiente o no ha salido como lo esperado.

5. Organizar y planifica tus nuevas vacaciones o empieza un nuevo proyecto. Ilusionarse es la clave para mantener una actitud positiva y tener motivación.

6. Duerme 8 horas y descansa adecuadamente. Es importante no ir a dormir muy tarde durante los primeros días para no notar el cansancio de volver a la rutina. Es recomendable relajarnos un poco antes de ir a dormir o incluso hacer algunos ejercicios de meditación en un entorno tranquilo, trabajando la respiración, sin ruido, controlando nuestros pensamientos, buscando ideas y sensaciones positivas.

7. Dedícate tiempo a ti. Saca un hueco para hacer esas cosas que tanto te gustan, para ver el mar, quedar con tus amigas, hacer meditación o practicar ese hobby que te gusta tanto.

Incorporar estos pequeños hábitos y costumbres en tu día a día hará la vuelta a la rutina será más fácil y llevadera.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *