Food. Diets. Benefits. Health.

Dietas y más dietas: ¿Por qué siempre gana el ayuno? Desventajas de las dietas tipo 5:2

Cuando el periodista de la BBC Michael Monsey decidió comprobar en primera persona si la famosa dieta desarrollada por Jacqueline Whitehart en su libro The 5:2 Fasting Diet surtía efecto, el ayuno intermitente ganaba muchísimos fans. La razón es que Monsey era la prueba de que daba resultado. En solo unas semanas perdía 6,5 kilos y reducía su grasa corporal en un 25%. Pero, ¿es una forma saludable de perder peso? Y si es así, ¿por qué se recupera el peso perdido con facilidad?

El éxito de la dieta 5:2 no fue solo que parecía funcionar, al menos en las primeras semanas. También es clave que propone un régimen en que la sensación de estar a dieta no existe. O al menos, no tan claramente como en las dietas tradicionales. Para conseguir esa sensación lo que hace es permitir que quienes la ponen en práctica coman de todo y sin restricción, siempre que durante dos días a la semana se reduzcan las calorías diarias a 500 o 600 dependiendo de si se es mujer u hombre. Esos dos días son los llamados de ayuno. Y entre los rostros famosos que la han practicado figuran desde Angelina Jolie hasta Miranda Kerr. Sin embargo, no es tan milagrosa como aparenta. Y los expertos conocen bien las razones.

 

Desventajas del ayuno

La opinión de los especialistas respecto de las dietas que incluyen algún tipo de ayuno es que, aunque en un primer momento parezca tener efecto, lo cierto es que puede volverse en nuestra contra y acabar ganando más kilos de los perdidos. A no ser que esté diseñada para ti en concreto, teniendo en cuenta tu metabolismo y necesidades energéticas, las dietas llamadas universales que no atienden las particularidades de cada uno, no son las más recomendadas. Entre otras razones porque cada uno metabolizamos los alimentos de distinta manera.

Pero incluso aunque tuviéramos el mismo metabolismo, la apuesta por este tipo de dietas puede traer consecuencias, y no las deseadas. La razón es que cuando se realiza el ayuno o semiayuno el metabolismo reduce su actividad al estar en situación de alerta, ya que no tiene suficiente energía para su actividad habitual. Por eso acumula todo lo que consumido los días posteriores en forma de grasa como medida preventiva.

Lo que ocurre a continuación es que durante las primeras 24 horas usa las reservas de glucógeno y en las siguientes obtiene glucosa de la proteína del músculo. Es entonces cuando hay riesgo de sufrir peligrosas bajadas de azúcar en sangre. Otras consecuencias más leves pero tampoco deseables son dolores de cabeza, un estado de mayor irritación y pérdida de músculo. Pero sobre todo, se ralentizará el metabolismo, lo que hace que a la larga se produzca el nada deseable aumento de peso.

Además, los nutricionistas creen que las dietas en las que se puede comer de todo y en las cantidades que se quiera porque luego se compensará con ayunos no pueden ser menos saludables. Según explican, la base de toda buena dieta es una modificación efectiva de hábitos a favor de la salud. Con esa modificación no solo perderás los kilos que deseas sino que además te encontrarás mejor porque tu organismo tiene todos los nutrientes que necesita y se ha deshecho de los que resultan perjudiciales.

 

Si quieres saber más sobre cómo seguir una dieta de forma saludable, lee nuestro descargable: ‘¿Estoy preparada para hacer dieta? Trucos para tener éxito’:

Nuevo llamado a la acción

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta