Diferencias entre perder grasa y perder peso.

Hoy, en nuestro blog, vamos a hablar de diferencia que hay entre perder grasa corporal o perder peso.

Muchas personas hablan de perder peso o perder grasa como sinónimos, pero, en realidad, son cosas muy diferentes.

Nuestro cuerpo es un conjunto de músculos, órganos, huesos, grasas, agua… por eso, cuando hablamos de perder peso, debemos referirnos estrictamente a perder grasa, ya que perder masa muscular o, incluso, densidad ósea puede ser peligroso para nuestra salud.

Variantes de nuestro cuerpo.

Seguro que alguna vez te has pesado en diferentes momentos del día y has visto como tu peso ha sufrido variaciones.

Los factores de estas variaciones pueden ser diversos: la hora del día, si nos pesamos antes o después de comer, el tipo de ingestas, si bebemos mucha agua, si vamos al baño regularmente, si realizamos algo de ejercicio, las hormonas, etc.

Tampoco nos podemos olvidar de otros factores importantes, como la edad, el sexo, la condición física, los hábitos y la alimentación.

Por este mismo motivo, no nos podemos dejar llevar por lo que la báscula nos marca. Debemos tener un control, pero no una obsesión.

¿Qué hacemos mal?

Una de las cosas que realmente nos puede ayudar a quemar grasa es saber que es lo que estamos haciendo mal: una mala alimentación, falta de ejercicio, falta de sueño, exceso de estrés, ansiedad o tomar medicación.

Cuando reconocemos ese punto, podemos actuar.

¡Pero espera!

Antes de lanzarnos a hacer una dieta o a apuntarnos al gimnasio, debemos pararnos a pensar qué puntos habituales de nuestra vida podemos cambiar. Pueden ser cosas simples como dejar de lado el ascensor y subir las escaleras; o cosas más difíciles como dejar el croissant de la media mañana y sustituirlo por alguna pieza de fruta.

Y también tenemos que aclarar que perder grasa no significa dejar de ingerirlas. Las grasas son fundamentales para el buen funcionamiento de nuestro organismo, pero tenemos que diferenciar entre grasas malas (grasas saturadas, bollería industrial, fast food, etc) por las grasas buenas (frutos secos naturales, aguacate, aceite de oliva virgen extra, pescado azul…)

¿Te mueves?

Otra actividad que puede ayudarte a perder grasas es hacer ejercicio.

Si sigues algún programa de ejercicios, es muy probable que los resultados no sean inmediatos, pero en unas semanas, podrás notar como vas ganando agilidad y, sobre todo, que tu estado de ánimo va mejorando.

Además, recuerda que al hacer ejercicio estás trabajando el aumento de masa muscular, así que puede ser que veas que tu peso no baja, pero que necesitas ropa nueva porque has bajado de talla.

Ejercicios efectivos para bajar la grasa.

A continuación, os dejamos algunos ejercicios compuestos que requieren una participación de varios músculos al mismo tiempo, lo cual produce un mayor gastro calórico.

  • Burpees. Son un conjunto de movimientos óptimos que ayudan a ganar fuerza y perder grasa al mismo tiempo.
  • Saltos al cajón. Estos movimientos trabajan la potencia del tren inferior de nuestro cuerpo y contribuye a la rápida quema de grasas.
  • Flexiones. Ejercicio que todas conocemos y que trabajan la parte superior de nuestro cuerpo.
  • Mountain Climbers. O también conocido como “movimiento del escalador”. Ejercicio que pone a prueba todas las partes del cuerpo y, sobre todo, la resistencia de uno mismo.

Reiteramos, que lo importante no es dejarse llevar por la báscula si no por cómo nos sentimos nosotras mismas. No debemos encandilarnos por esas dietas que prometen milagros y, simplemente, llevar un ritmo de vida saludable y una alimentación sana.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *