Benefits. Relax. Healthy Holidays.

Los beneficios de realizar estiramientos diarios

¿Haces ejercicios de estiramiento a diario? Si la respuesta es que no, quizá después de leer este post cambies de idea. Incluso aunque no suelas hacer deporte de forma regular. Y es que aunque los estiramientos ayudan a los músculos a prevenir agujetas y reducir la tensión tras una sesión deportiva intensa, no es la única razón para realizarlos.

Uno de los beneficios que solemos pasar por alto es la función que ejercen en nuestro cuerpo cuando estamos siguiendo una dieta de adelgazamiento, así que no hay que olvidarlos si ya has empezado tus vacaciones para perder peso en Mallorca. La fascia, el tejido conectivo que hay entre los músculos y la piel, ayuda a quemar grasa. Pero para que pueda hacerlo debemos destensarla de forma que ayudemos a quemar calorías, y la mejor forma de conseguirlo es con ejercicios de estiramiento. O dicho de otro modo: la liberación de la fascia permite que el cuerpo se mueva y se estire mejor, usando más calorías con la termogénesis, que es la energía gastada por el cuerpo cuando no estamos durmiendo o haciendo alguna actividad que implique ejercicio moderado o intensa.

Por eso, si cada mañana dedicamos algo de tiempo a estirar, estaremos ayudando a nuestro cuerpo a adelgazar. Pero además, estirar es beneficioso porque permite moldear el cuerpo, de forma que si estiras a diario notarás un cambio físico, ya que los músculos adquieren un aspecto más esbelto y menos agarrotado, lo que ayuda a estilizar la postura.

No son los únicos beneficios de estos ejercicios sencillos que basta con que realices durante 15 o 20 minutos diarios. También mejoran la circulación de la sangre y evitan que los músculos se debiliten por falta de movilidad. Y al estirarlos a diario preparas el cuerpo para el momento en que hagas ejercicio.

 

¿Cuándo estirar?

Aunque hasta fechas relativamente recientes se consideraba que los estiramientos eran beneficiosos tanto antes como después de la práctica deportiva para prevenir lesiones, las últimas investigaciones  sugieren que estirar antes de hacer ejercicio no disminuye la posibilidad de sufrir lesiones y que lo que sí resulta fundamental es calentar un poco antes de hacer ejercicio. Sin embargo, después del entrenamiento sí es clave estirar, ya que hay que relajar los músculos para que vuelvan a su estado inicial, uno de los mayores beneficios de este ejercicio.

El tipo de estiramientos que se aconsejan son los conocidos como estáticos, en los que apenas hay movimiento pero se alarga considerablemente el músculo. Por ejemplo, poner el pie en un escalón y dejar el peso corporal caer hacia delante. O de pie, con las piernas abiertas, estirar el cuerpo hacia un lado y hacia el otro, alargando el brazo contrario al lado hacia el que estamos estirando.

Para disfrutar de sus beneficios, los estiramientos deben ser movimientos suaves, en los que se controle la postura, y siempre sin rebotes, además de que en ningún caso deben resultar dolorosos. Recuerda que para que los estiramientos ejerzan su función debes mantener la posición de tensión en cada uno de ellos al menos unos 15 segundos.

 

Si quieres conocer cuál es tu nivel real de bienestar, evalúate con nuestro test:

Nuevo llamado a la acción

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *