Mindfulness para principiantes

¿Has oído hablar del Mindfulness? Es cierto que está de moda y que está en boca de todos y hoy te vamos a contar los principios básicos para que poco a poco, te conviertas en una experta.
El Mindfulness se plantea como una filosofía de vida que implica la atención plena o plena consciencia de las cosas. Es una práctica que tiene un vínculo muy estrecho con la meditación aunque no es exactamente lo mismo. Es una experiencia porque cuando la practicas, llegas a un profundo conocimiento de ti misma, de tu cuerpo, tu mente y tus emociones. De esta manera te has más consciente de lo que piensas, lo que sientes y cómo actúas.
Este es el principal motivo por el cual es muy importante gestionar correctamente tus emociones y pensamientos.

Estos son los principios básicos del Mindfulness:

Aceptación
Debemos aprender a ver las cosas tal cual son en el presente y aceptarlas en base a nuestras experiencias vitales anteriores, sin preocuparnos por los deseos de cambiar la situación.

La aceptación suele ser el paso final en un proceso o cambio emocional intenso, en el que la primera fase suele ser la negación de dicha situación, seguida de la ira para llegar a la aceptación. Todo este proceso tan largo y en muchas ocasiones doloroso, puede evitarse aceptando la experiencia presente desde el inicio. Esta aceptación tiene una gran relevancia para poder vivir de manera tranquila, en el sentido de convivir con todo aquello que no podemos cambiar o controlar porque no está a nuestro alcance.

Paciencia
Debemos ser capaces de respetar los tiempos o procesos naturales de los acontecimientos, además de educar a nuestra mente para ello, de manera que no forcemos acontecimientos y evitemos forzarlos para cambiarlos.
Debemos tener la mente abierta a cada momento o circunstancia particular, sin intentar cambiar nada o intentar alterarla de alguna manera.

Confianza
Debemos ser responsables de nosotros mismos, es decir, confiar en nuestro ser y aprender a escucharnos internamente. Deber ser capaces de confiar en lo que queremos antes de buscar fuera el consejo o guía de otros. La autoconfianza es muy importante en este punto, debemos aprender a escuchar nuestras propias sensaciones y ser capaces de seguir nuestro instinto.

No juzgar
Este principio puede resultar el más complicado ya que estamos acostumbrados a evaluar las experiencias como buenas o malas, de manera que nuestra reacción a una situación no se haga en base a nuestros prejuicios, sino en base a como experimentamos realmente la situación o el momento. En ocasiones puede ser difícil visualizar la situación sin juzgarla o evaluarla. En esos momentos es importante parar y pensar durante unos segundos, para darnos cuenta de cómo se producen las situaciones de estrés en tu día a día y que en muchas ocasiones, lo hacemos en base a tus propias creencias y juicios, en la mayoría de ocasiones, de forma negativa.

No esforzarse
Aunque suene raro o contradictorio, debemos abandonar los esfuerzos para obtener resultados. Mediante la práctica del Mindfulness y la constante atención plena, los resultados y la evolución, aparecerán por sí mismos, sin que tengamos que forzar la situación.
El esfuerzo implica querer cambiar algo y esto es ser contrario a la paciencia y a aceptar las situaciones y experiencias del momento.

Empezar poco a poco
Debemos empezar con el Mindfulness desprendiéndonos de las expectativas previas y mantener la mente libre, de manera que nuestra experiencia previa no nos impida ver las cosas como son realmente. Muchas veces vamos a tope en nuestro día a día y la práctica de juzgar nos limita mucho.

Es muy importante tener en cuenta estos principios básicos para asegurar la comprensión de una correcta práctica del Mindfulness.
Puedes empezar practicando Mindfulness durante media hora al día, aunque te recomendamos empezar con sesiones más cortas, de no más de diez minutos, para ir adaptando la mente a esas nuevas sensaciones y poco a poco, ir construyendo estados mentales de meditación. Por lo tanto, aprender a hacer Mindfulness puede requerir cierto tiempo de práctica hasta que seamos capaces de meditar en casi cualquier circunstancia.
Si quieres más información sobre el Mindfulness te recomendamos nuestro post sobre el Mindfulness como estilo de vida.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *