Alimentos típicos temporada.

Productos de temporada: propiedades y beneficios

Llega el verano y, con él, la rotación de alimentos en nuestra cocina, así que, sin más dilación, abrimos nuestras puertas para dar la bienvenida a los nuevos productos de temporada.

Como bien sabemos, hoy en día puedes consumir cualquier producto, prácticamente durante todo el año. Pero, también es cierto, que cada alimento tiene su época de consumo, en la que su proceso de maduración, cosecha o crecimiento es menos artificial.

Si quieres hacerte con un producto “bueno, bonito y barato” las frutas y verduras de temporada ¡Serán tu mayor aliado! Son más baratas puesto que su producción crece y disminuyen los costes de transporte y almacenamiento; más sabrosas puesto que no necesitan aditivos; y, además, son más sostenibles porque necesitan menos refrigerados.

 

Verduras:

El verano es ideal para consumir verduras en todas sus formas posibles. Las propias de esta época del año son:

Calabacín, calabaza, cebolla, judía verde, nabo, pepino, rábano, pimiento, remolacha, tomate y zanahoria.

Además, estos alimentos aportan pocas calorías a tu dieta, ya que tienen un contenido muy bajo en glúcidos y proteínas. Contribuyen al correcto funcionamiento del organismo y contienen fitoquímicos que actúan como antioxidantes en tu cuerpo.

 

Frutas:

Sin duda, el verano es tiempo de comer frutas refrescantes y sabrosas como:

Cereza, albaricoque, frambuesa, higo, mango, ciruela, melón, melocotón, nectarina y sandía.

Son el principal aliado de la hidratación que necesita tu cuerpo en verano, por su alto contenido en agua. También, contienen vitaminas C, E y provitamina A, que ayudan al mantenimiento de tus células. Contienen hidratos de carbono procedentes de azúcares como la fructosa, (cuanto más madura está la fruta, más azúcar contiene). Pero, lo mejor de este producto, es que, aparte de comerlo, ¡Puedes beberlo!

 

Las verduras y hortalizas que consumimos en verano aportan a nuestro organismo una gran cantidad de nutrientes, además de añadir color y sabor a nuestro menú. Pese a sus múltiples ventajas, sabemos que no querrás estar todo el verano a base de frutas y verduras… Así que, hemos hecho una selección de carnes y pescados de temporada, ¡Solo para ti!

 

Carnes:

Las mejores opciones para elegir en verano son los siguientes productos de caza:

Ternera, vaca, cerdo, pollo, gallina, pavo y conejo.

Las carnes de temporada conservan intactas sus propiedades nutricionales, vitamínicas y minerales. Ten en cuenta que, en nuestra selección hay tanto carnes rojas como blancas. Las blancas contienen menos grasas por lo que pueden ser consumidas con mayor frecuencia. Las rojas tienen un mayor contenido en grasas saturadas por lo que deberías moderar su consumo.

 

Pescados:

Es la temporada de los pescados azules:

Atún, anchoas, sardinas, caballa, jureles.

Son más sanos, ricos en vitaminas A, D y omega 3. Se recomienda consumirlos hasta 2 o 3 veces por semana. Facilitan la digestión y no tienen un elevado valor calórico. Previenen enfermedades cardiovasculares, oculares y cerebrales, además de ayudar a reducir el colesterol malo.

 

En verano, puedes aprovechar para consumir todo este tipo de productos, aprovechando las condiciones climatológicas para hacer un picnic, o quizás una barbacoa. Sea como sea, esperamos que nuestra lista te haya servido para conocer tanto los productos que nos trae esta nueva temporada de verano, como sus múltiples propiedades y beneficios para la salud.

 

Nuevo llamado a la acción

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *