happy new year - samsara healthy holidays

Propósito de año nuevo: cuidarse y comer de forma saludable

Empieza un nuevo año, pero ¿cuántas veces, al comenzar el año, te has propuesto cuidarte un poco más que el anterior? Posiblemente este sea uno de los propósitos de año nuevo más recurrentes y, si sabes cómo hacerlo, cumplirlo es mucho más sencillo de lo que te puedes imaginar. Además, teniendo en cuenta que seguir una alimentación sana y practicar ejercicio de forma regular son criterios fundamentales para disfrutar de una buena salud, estos propósitos deberían estar siempre en tu lista.

Propósitos de año nuevo relacionados con tu dieta: comer más sano

Comer más sano es un término demasiado amplio como para resumirlo en un par de ideas. No se puede pretender hacer todos los cambios de una vez porque lo más probable es que acabes por no cumplirlo. Lo ideal es marcarse unos objetivos sencillos y concretos para ir creando un hábito. De esta manera,  podrás ser consciente de si los estás cumpliendo y continuar avanzando, poco a poco, hacia otros cambios. Te dejamos unos cuantos consejos para empezar.

  1. Comer más fruta

Para conseguir el objetivo de comer 3 o más piezas de fruta diarias, tal como recomienda la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC), sigue estos pasos:

  • Empieza el día con una pieza de fruta. Escoge la fruta que más te guste e intenta comértela cada día. De esta forma, ya habrás tomado 1 de las 3 piezas que se recomiendan diariamente. ¡Cógelo como un hábito!
  • Presenta la fruta de forma apetecible. Si eres de las personas a las que le cuesta comer fruta, acompáñala con un poco de canela o hierbas aromáticas. Te resultará más atractiva y te la comerás más a gusto.
  • Ten fruta fresca a la vista. Puedes poner la fruta en frutero que adorne la cocina o llevarla en el bolso o mochila, de esta forma podrás picar algo entre horas de una forma saludable.

 

  1. Comer más verdura

Para comer 2 o más raciones de verdura al día, puedes empezar tomando verdura para comer o cenar. De esta forma, acabará formando parte de tu plato en las comidas principales. Pero si eres de esas personas a las que le cuesta comer verdura, te damos los siguientes consejos:

  • Incorpora las verduras en forma de guarnición. Por ejemplo, los espárragos verdes, los champiñones y el tomate salteado le darán un toque de sabor a tus macarrones.
  • No las comas sólo verduras hervidas. Las puedes hacer en la sartén, con un poco de aceite de oliva virgen extra, para que tengan una textura crujiente.
  • Prueba diferentes verduras. Proponte como meta probar una o dos verduras al mes que no hayas comido nunca.

 

  1. Comer más legumbres

Se recomienda consumir legumbres 3 o 4 veces por semana. Con estos consejos, acabarás consiguiéndolo:

  • Te aconsejamos que intentes sustituir el arroz o la pasta una vez a la semana por garbanzos, lentejas o soja en grano. Es muy fácil de preparar; además, puedes comprar legumbres ya cocidas.
  • Otra alternativa que te proponemos es incorporar a tus platos pasta hecha de harina de legumbres. Está muy rica y no notarás que estás comiendo legumbres.
  • Hacer recetas con hummus, falafel o hamburguesas vegetales también son una forma perfecta de comer legumbres prácticamente casi sin darte cuenta. ¡Te sorprenderá lo ricas y sabrosas que son estas opciones!

Propósitos de año nuevo relacionados con el estilo de vida: moverse

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que es muy importante incorporar actividad física en nuestro día a día para cuidarnos y sentirnos bien, física y mentalmente. Si eres una persona poco activa y te propones retos inalcanzables, es muy probable que no consigas el objetivo que te habías propuesto. En lugar de eso, ponte objetivos más alcanzables, como por ejemplo aumentar la intensidad y la periodicidad de tu actividad progresivamente.

¿Sabías que el sedentarismo es una de las causas de enfermedades crónicas típicas del mundo occidental, como la hipertensión, la diabetes o la obesidad, entre otras muchas?

Desde Samsara te proponemos una actividad sencilla que no necesita de una gran preparación: caminar. ¡Tan simple y tan efectivo! Se considera que una persona es activa cuando da entre 10.000 y 12.000 pasos diarios. Para calcularlo, puedes usar gadgets, como relojes digitales, o aplicaciones para móviles que permiten registrar estos datos.

Márcate un objetivo que se adapte a tu actividad regular, sobre todo si no practicas ejercicio habitualmente. Si llevas un estilo de vida más bien sedentario, proponte avanzar de 1000 en 1000 pasos hasta llegar a los 10.000, y procura ser constante. Además de hacer ejercicio, ¡tendrás la satisfacción de haberlo conseguido!

Algunos trucos que te aconsejamos para aumentar tu actividad diaria:

  • Si vas en metro o autobús, bájate una o dos paradas antes de llegar a tu destino y acaba tu trayecto caminando.
  • Intenta prescindir del coche para hacer la compra. Si no tienes que comprar mucho, ve a pie. ¡Ejercítate con simples tareas del día a día!
  • Olvida el ascensor y usa las escaleras. Además de hacer ejercicio, mejorarás tu capacidad pulmonar y tu frecuencia cardíaca. Coger el hábito de subir y bajar escaleras es muy beneficioso para tu salud cardiovascular.

Tus propósitos de año nuevo no son inalcanzables si eres constante y capaz de integrar en tu día a día prácticas sencillas para mejorar tu salud y condición física. Sé realista contigo mismo, proponte pequeños objetivos de forma continuada y cumple tu objetivo de comer y sentirte mejor.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *